fbpx

En verano… sé amable con tu cabello

A pesar que para muchos el veranos son los días soñados que todos esperan, para disfrutar del sol, mar, piscina o montaña pero, para nuestro cabello puede resultar una tortura sino nos preparamos y tomamos los cuidados, de seguro, vendrán dias de arrepentimiento. 

 

Pero, ¡calma!.. para eso está Ginger Milk Natural Care colocando su granito de arena para ayudar, compartiendo esta información para disfrutar de tus vacaciones de verano con la conciencia tranquila. 

Usar sombreros, gorras o pañuelos, es más que un estilo: la idea es mantener siempre la cabeza cubierta si vas a pasar muchas horas al sol, así estarás protegiendo tu cuero cabelludo de quemaduras, su raíz y toda su estructura, de lesiones que pueden generar su quiebre o caída. 

 

Protector solar para el cabello: el sol daña el tallo y abre la cutícula del cabello, que sería su capa externa, lo que puede generar la caída del mismo en los próximos meses. Si entre tus planes están días de playa, piscina o mucho tiempo al aire libre, siempre es recomendable usar un protector solar y térmico para tu cabello como nuestro Be Wise, que contiene complejo termo-activo, con protección UV ideal para estos días.  

 

Pasa tu cabello por agua: es aconsejable que antes y después de sumergirse en piscinas o en el mar, debes mojar tu cabello en la ducha. 

Antes, porque tu pelo es poroso, es decir, actúa como una esponja, al estar mojado absorberá menos el cloro de la piscina o la sal del mar, así su penetración en la fibra capilar es menor, lo que favorece para evitar daños. Pasar por la ducha después de cada chapuzón es obligatorio, para retirar los residuos que pueden quedar en tu melena del salitre o cloro. 

 

Productos después del sol: siempre debes incluir una rutina capilar con  hidratación y nutrición extra para repararlo de cualquier daño durante los días de verano. Usar un shampoo suave e hidratante como nuestro Be Honest y una mascarilla compuesta de un mix de nutrientes y vitaminas es lo indicado, como nuestra Be Generous. Si aplicas la mascarilla antes del shampoo y la dejas actuar por unos minutos, ¡mejor aún! .

 

Reduce el uso secadores, planchas y rizadores:  en verano tu cabello está más expuesto al sol y calor de lo habitual, sería un daño extra aplicarle también cualquier aparato con altas temperaturas que dañarían por completo la cutícula. Lo ideal es dejarlo secar al natural o usar el secador a temperatura fría.


Mantener buena alimentación e hidratación: como lo expliqué en el artículo  anterior, beber agua es fundamental para mantener la raíz hidratada y con una alimentación balanceada compuesta de vitaminas, minerales, antioxidantes y betacarotenos, son el complemento para mantener el cabello sano y fuerte, de adentro hacia afuera.

Evita usar decoloraciones y tintes agresivos: en caso que sea necesario pintarlo, use productos sin amoníaco. Los cabellos rubios y decolorados, son los que más sufren en esta época del año, pues son más delicados y sensibles a volverse porosos, tan débiles que pueden partirse con facilidad. Para estos casos, deben ser doblemente rigurosos con los cuidados para su tipo de cabello. 


Amárralo menos, suéltalo más: evita amarrar tu cabello o usar peinados muy apretados mientras tu melena está húmeda, recuerda que al amarrarlo estás ejerciendo una tensión, volviéndolo propenso a romperse y producir más la caída del mismo.

Comparte el artículo en tus redes preferidas, alguien podría necesitarlo...

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Deja una respuesta

Hablemos de Alimentación y Cabello

Es verdad que es importante llevar en una rutina de cabello, tratamientos adecuados para mantenerse sano y fuerte, pero también es cierto, que la nutrición es

Leer »